DÍA 16. Un Nuevo Día

Ocasionalmente, el viaje por el camino de la Prosperidad se siente como un paseo en la Montaña Rusa. Vas avanzando bien, determinado a mantener tus pensamientos enfocados en lo que quieres en lugar de enfocarlos en lo que NO quieres; tomándote el tiempo cada día para enviar bendiciones a los demás; preocupándote menos cada día de tu mundo e involucrándote en tratar de hacer la diferencia en el mundo a tu alrededor; y de repente te jalan el tapete de tus pies. Se vence un pago y no lo puedes cubrir; tu hijo necesita más dinero para un proyecto en la escuela y no lo tienes; alguien te llama para decirte que el trabajo que entregaste está mal, las “tormentas” a las que te enfrentas en el día a día parecen no parar. De repente te sientes que estás en el mismo lugar donde empezaste. No te desanimes. No significa que lo que estás haciendo no está funcionando. Significa que eres normal… y que estás viv@.


Cada día tenemos entre 12,000 y 70,000 pensamientos, y como un 90 por ciento de ellos son repetición de pensamientos que tuvimos el día anterior. El otro 10 por ciento son pedazos que entran y salen de tu mente sin ningún orden. Cuando te detienes a concientizar cuánto de tu pensamiento es repetición, te das cuenta de que nosotros los humanos no somos los pensadores que creíamos ser. Somos recordadores.


Kate comenta un programa en la televisión que vio acerca de una mujer que había sufrido amnesia total como resultado de un accidente automotriz. Aunque el reconstruir su vida había sido una tarea muy difícil, uno de los “efectos secundarios” interesantes de la amnesia era que ella se volvió muy exitosa en su “nueva” vida, precisamente porque no tenía recuerdos del pasado en donde recargarse. Una vez que se liberó de los recuerdos que le decían como debería ser su vida, su mente era como un lienzo blanco donde ella pintaba la vida que ella deseaba. Así es que pintó una vida exitosa.


No estoy sugiriendo que todos necesitamos desarrollar una amnesia total, pero sí creo que todos debemos desarrollar conscientemente una memoria selectiva, asegurándonos que los pensamientos que elijamos repetir en nuestra mente sean positivos, para que nos ayuden a crear y mantener una vida próspera.


Mientras continúes repitiendo pensamientos de “no tengo”, la prosperidad será algo imposible para ti. Si estás constantemente pensando en el dinero, o en lo terrible que está la situación económica, estás colocándote en una posición donde siempre tendrás que preocuparte del dinero y de la situación económica.


Si frecuentemente sientes la necesidad de desahogarte repitiéndole a tus amigos, a tu familia, y a tus compañeros de trabajo lo espantoso que es tu ex-esposo y cómo no te pagó la pensión alimenticia este mes, o lo preocupado que estás por los recortes de personal en tu empresa, sería mejor que estuvieras en la nómina de los Estudios Universal, porque estás escribiendo el guión que definitivamente se convertirá en la película de tu vida. Y por supuesto, te darán el papel principal.


Así es que ¿cómo eliminamos estos pensamientos? Con bendiciones, por supuesto.


Para mí, soltar los pensamientos repetitivos es muy sencillo cuando me tomo unos minutos para aplicar el Proceso del Camino de las Bendiciones.


La Acción del Día:


  1. Lee nuevamente tu Plan de Negocio para la Prosperidad.

  2. Coloca tu cuota de dinero del día de hoy en tu contenedor y lee la afirmación que está en el contenedor tres veces.

  3. Bendice a todos los que están a tu alrededor, incluyendo a los otros participantes en este experimento. Imagina como aquellos a quienes bendices prosperan y se rodean del bien. Entonces bendícete a ti mismo e imagina lo mismo. Puedes continuar bendiciendo a la persona o personas en tu lista de bendiciones.


El Pensamiento del Día:


"La Buena Noticia es que no te tienes que ir al infierno para llegar al Cielo." --Neale Donald Walsch--


La Afirmación del Día:


"Bendecir es mi estado natural de ser."




IMAGEN: 17902 PX