DÍA 18. Las Hadas Verdes

Ahora tienes un plan: un destino próspero en la mente, un destino en el que piensas a diario.


Comienzas a reconocer lo que realmente quieres de la vida. Durante las últimas semanas, quizá hayas notado algunos ajustes que le quisieras hacer a tu Plan, algunas pequeñas mejoras. Siéntete en total libertad de hacerlo. Es tu plan. Y como el arquitecto principal de tu vida, puedes cambiar lo que quieras. Adelante con el ajuste.


Pero ten cuidado, no se trata de conformarse. No permitas que tus creencias anteriores bajen el nivel de tus sueños. Rehúsate a permitir que tus inseguridades te digan que lo que deseas no puede suceder. NADA es imposible. NADA.


Aun si tu sueño incluye algo que parezca tan imposible como el que aparezcan hadas verdes en la mitad de la noche a limpiar tu oficina de arriba abajo. Si ese es tu sueño, mantenlo. No te apegues al “cómo” va a suceder, y no permitas que nadie – ni siquiera tu mismo – te diga que no puede suceder.


Así no te sorprenderás cuando paseando tarde alguna noche, pases por tu oficina y veas una camioneta en el estacionamiento. Debe de pertenecer al nuevo equipo de limpieza, te dirás, justo antes de que notes las palabras pintadas en el lado de la camioneta: SERVICIO DE LIMPIEZA DE LAS HADAS VERDES.


Los sueños se vuelven realidad cuando los dejamos suceder. Hasta los imposibles. Ama tu sueño. Ama la posibilidad. Y ámate a ti lo suficiente para dejar que tu sueño se haga realidad.


La Acción del Día:


  1. Lee nuevamente tu Plan de Negocio para la Prosperidad.

  2. Coloca tu cuota de dinero del día de hoy en tu contenedor y lee la afirmación que está en el contenedor tres veces.

  3. Bendice a todos los que están a tu alrededor, incluyendo a los otros participantes en este experimento. Imagina como aquellos a quienes bendices prosperan y se rodean del bien. Entonces bendícete a ti mismo e imagina lo mismo. Puedes continuar bendiciendo a la persona o personas en tu lista de bendiciones.


El Pensamiento del Día:


"A veces he creído hasta en seis cosas imposibles antes del desayuno." --La Reina en Alicia en el País de las Maravillas por Lewis Carroll--


La Afirmación del Día:


"Nada es imposible para mi."