Meditación del Círculo de Prosperidad

La Meditación del Círculo de la Prosperidad es una visualización de prosperidad en la tierra. Es una oportunidad de abrir los ojos de nuestra mente para ver a la humanidad creciendo en la evolución, con paz, prosperidad, amor incondicional y entendimiento entre las naciones, las razas, las comunidades, las religiones y los individuos.

En forma diaria, esta meditación es muy eficiente para incrementar la prosperidad en nuestros corazones y para esparcir esas vibraciones de prosperidad y amor hacia afuera a los lugares más inhóspitos del Cosmos. Nunca obtendremos la Prosperidad si mantenemos nuestras mentes enfocadas en la carencia alrededor de nosotros, ni podremos alcanzar el amor siguiendo el camino de la avaricia y la envidia. Lo similar atrae a lo similar. Cuando generamos pensamientos prósperos, deseando abundancia a todos a nuestro alrededor, la abundancia se nos regresa.

Las intenciones y el enfoque de nuestras mentes, atraerán de regreso lo mismo a nosotros. Así creamos nuestra propia realidad, y es una manera de crear juntos nuestro mundo. Eligiendo enfocar nuestra atención en la paz y la prosperidad del planeta, atraemos la paz y la prosperidad a nosotros y al unirnos, uno a uno enfocándonos en lo bueno que deseamos para el mundo, nuestra vibración se fortalece hasta que resuena hacia afuera y cubre al mundo entero. Y así lo que hemos pensado en nuestras mentes y sentido en nuestros corazones se convierte en una realidad planetaria.

A diario escuchamos reportes donde la humanidad aparenta estar yendo a la auto-destrucción. Los reportes de guerras y crímenes, la economía fuera de control, el hambre y las atrocidades nos llegan desde miles de fuentes. Podemos sentirnos oprimidos por esos pronósticos obscuros o los podemos reconocer como una llamada para regresar a nuestras bendiciones. Podemos ver todo esto como la oportunidad que tenemos de ofrecer amor incondicional y apoyo hacia todos en nuestro mundo. La Meditación del Círculo de la Prosperidad es una forma eficiente de hacerlo.

Es mejor llevarla a cabo sentado con los ojos cerrados, antes de comenzar reza en silencio o en tu mente y atrae luz para llenarte y rodearte. Tú eliges.

Como en todas las meditaciones, es mucho más eficiente si continúas con un período de 3 a 5 minutos de respiraciones meditativas después de la meditación guiada.

Algunos somos más visuales que otros. Simplemente podemos “ver cosas” con los ojos de la mente, mientras que otros quizá estén más inclinados sólo a pensar, enfocándose en las palabras y los pensamientos más que en las imágenes. Cualquier método está bien.

Esta meditación puede practicarse en cualquier momento y en cualquier lugar. No es obligatorio estar sentado, ni es obligatorio escuchar la meditación guiada incluida aquí.

Palabras de la Meditación:

Inhala profundamente, y a medida que sientes el aire entrar y llenar tus pulmones, imagina que entra la luz blanca brillante de la bendición. En tu mente repite, "Estoy tan bendecido." Sostén el aire en tus pulmones lo más que puedas, y mientras lo sueltas, imagina que esta luz se dispersa para tocar y bendecir a otros. En tu mente repite, "Soy una bendición para el mundo."

Ahora imagina que te acercas a un círculo de personas que se han reunido para bendecir al planeta y a todos sus habitantes. Imagina que sientes como te toman de las manos las personas a tus lados. Al unir las manos, te das cuenta de que el círculo es un anillo de bendiciones que envuelve al mundo.

Mientras eres parte de este anillo de bendiciones y miras hacia adentro del círculo, ves el planeta frente a ti. Imagina que pequeños copos de luz dorada caen con gentileza sobre la tierra para cubrirla suavemente de paz, prosperidad y amor. Imagina a la gente en todas partes viendo estas partículas de luz cayendo sobre ellos. La gente ríe. Mira como algunos atrapan estas partículas de luz en sus manos y ríen con alegría, deseosos de compartir esta luz con los que están a su alrededor. Este es un momento mágico mientras miras esta luz de prosperidad cubrir al mundo. Siente la paz, el amor y la sanación que trae consigo, mientras que la gente de todo el mundo comienza a compartir amor con los otros. La gente de todas las sociedades, de todas las razas, de todas las religiones, todos comparten el amor genuino y el respeto. Este es el comienzo de la paz y la prosperidad en la tierra.

La prosperidad ha llegado. La paz ha llegado. El amor ha llegado. La alegría ha llegado. Siéntela en tu corazón. Inhala, exhala.

Ahora, gentilmente suelta tus manos de las otras personas. Ya se estableció el Círculo de la Prosperidad. Ya está listo. Todo está bien. Así es.