UNA PROPUESTA HOLÍSTICA QUE NOS LLEVA AL BIENESTAR EMOCIONAL. PARTE III.

Desde mi punto de vista, ya se ha hablado que el ser humano es un ser multidimensional y que no sólo es un cuerpo, ni una mente ni un espíritu. Somos un todo. Somos energía y todos estamos conectados y además traemos carga ancestral.

Por lo tanto, mantener sanos todos nuestros cuerpos (físico, mental, emocional, espiritual y energético) es muy importante y eso nos lleva a mantenernos equilibrados. Y ¿cómo hago esto?


Hablando del cuerpo físico, te pregunto: ¿qué haces para mantenerte sano físicamente? ¿Te alimentas adecuada y equilibradamente?, ¿Practicas algún tipo de ejercicio?, ¿Cuánto tiempo dedicas a actividades de recreación?, ¿Cómo es tu calidad de sueño?, ¿Bebes o fumas en exceso?... esos cuatro aspectos son fundamentales para mantener una buena salud física.

El cuerpo es el vehículo que mueve y da vida a nuestra alma y nuestra energía, por ello es muy importante mantenerlo sano, a pesar de que el cuerpo físico algún día morirá, dependiendo cómo lo cuides será tu calidad de vida hablando físicamente.


Respecto al cuerpo mental, ¿tu estilo de pensamiento es optimista o pesimista?, ¿de qué tipo de impresiones lo alimentas? (me refiero a lo que ves o escuchas?, ¿ejercitas tu cerebro estudiando, aprendiendo cosas nuevas, retándote con juegos que te hagan pensar o investigar cosas que desconoces?, ¿qué tan frecuentemente ves noticias, escuchas radio o lees periódicos amarillistas? Dependiendo a la información que recibamos en nuestra mente, será la calidad de pensamientos y percepciones que tendremos.


Respecto al cuerpo emocional, ¿qué emociones predominan en tu vida?, ¿te permites experimentar tus emociones adecuadamente?, bueno, para empezar, ¿qué sabes de las emociones?, ¿las conoces todas?, hasta hoy se ha hablado que existen aproximadamente 500 y tantas emociones… ¿te dejas vencer ante las adversidades?, ¿te permites expresar lo que sientes?, ¿conoces en qué parte del cuerpo sientes la alegría, o el enojo, o la preocupación?. La calidad de nuestras emociones determinará la calidad de nuestras relaciones, tanto con nosotros mismos con nuestro mundo exterior. El autoconocimiento y la gestión adecuada de las emociones garantizan una vida plena.


Respecto al cuerpo espiritual, ¿de qué manera practicas tu espiritualidad?, ¿qué tan conectado te sientes con tu Dios?, en el que tú creas, ¿Has experimentado la compasión?, ¿dedicas tiempo de tu vida a desconectarte de lo cotidiano?, ¿qué tipo de música escuchas?, ¿aprecias una obra de arte?, ¿permites que aflore tu creatividad?, ¿Cuál es tu sentido de vida?, ¿Cuáles son tus anhelos? La calidad de nuestra espiritualidad determinará tu nivel de conciencia, tus acciones, tus pensamientos, tus emociones en todos los ámbitos y hacia ti mismo, hacia los demás y hacia tu mundo exterior.


Respecto al cuerpo energético, ¿qué tan frecuentemente te pasan cosas desagradables en tu vida?, ¿qué tipo de relaciones atraes?, ¿qué malestar físico es recurrente?, ¿logras concretar tus proyectos?, ¿muy seguido te pasan accidentes?, ¿con qué frecuencia vibras?, ¿qué tanta energía tienes día con día?. La calidad de nuestra vibración energética determinará el tipo de situaciones, personas, relaciones, etc., que atraigamos a nuestra vida.


Por lo tanto, mantener alineados todos nuestros cuerpos definitivamente nos mantienen equilibrados emocionalmente.


Sin embargo, a los cuerpos que sería adecuado poner más énfasis serían al cuerpo espiritual, al cuerpo emocional, y al cuerpo energético, pues cuando estos cuerpos se encuentran sanos, te llevan a sanar o equilibrar los demás cuerpos. El cuerpo físico y el cuerpo mental digamos que pertenecen al ámbito exterior y el espiritual, el energético y emocional pertenecen al ámbito interior. Teniendo fortalecidos estos tres cuerpos, te llevan a la salud, a las buenas relaciones, a la prosperidad, a pensar claramente, al amor a ti mismo y al prójimo y digamos que por añadidura y por convicción, pones en orden lo demás.

“Para que exista una verdadera transformación,

se requiere morir a cada instante…”

Vanessa Sabag

Imagen de silviarita en Pixabay

9 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now